martes, 6 de septiembre de 2011

Conócete a ti mismo...


 Sócrates dijo: "Conócete a ti mismo"....Es una tarea realmente difícil el conocimiento de la naturaleza humana, llegar hasta lo mas hondo, hasta las profundidades psíquicas y espirituales.
Afirmaba bien Sócrates cuando decía que solo conociendo como se afanan los demás , seríamos capaz de comprendernos.
Las almas pequeñas no se detienen jamás a profundizar , a analizar sus actuaciones dentro de un mundo, y se limitan a juzgar a los demás.

Se creen con derecho a conocer el corazón de sus semejantes. El hombre a través de todos los tiempos se limita a vivir solo para satisfacer sus apetitos , a pasar de un mundo a otro sin pensar en el extraordinario rol que debe desempeñar.
Exquisita sensibilidad la del artista creador de belleza, porque es capaz de buscar en cada pequeño trocito de la naturaleza, una fuente de inspiración que brindará el mas dulce néctar, en que beberán todas las almas, ávidas de pureza y sencillez.

Si cada uno de nosotros comprendiera que encantador goce proporciona la contemplación de todo lo bello ,que se da en el mas humilde aletear de un pajarillo en la mas modesta flor perfumada, comprenderíamos mas el alma humana, tan compleja si la miráramos con indiferencia, pero tan sencilla si la interiorizamos.
Precisamente es nuestra generación la que debe lucha por el triunfo de lo mas humano , de lo mas espiritual.

La belleza del amor....solo sus manos como la del escultor son capaces de modelar nuevos ideales , de producir nuevos principios en el vasto círculo de la realidad cotidiana.
Principios e ideales innovadores que configurarán aspectos distintos,,,,,,,,, Tenemos el camino ,no dejemos que el tedio, el ocio , malos consejeros se apoderen de nosotros , pensemos que la única mutilación que no tiene cura es la del alma y así al llegar a la senectud, podremos estar satisfechos de no haber permanecido inmutables , sordos al llamado de la vida.

Desechemos una de las fuerzas mas graves que irá en contra de nuestras virtudes, el amor propio exagerado.
Que honda pena experimenta aquel que se ha dejado dominar por ese sentimiento que se hace una carga pesada durante el largo o corto transcurso de la vida.

Muchas veces se nos ofrece todo y por un capricho tonto, dejamos ir lo que mas queremos y cuando vemos que puede ser tarde, tratamos de aferrarnos a una esperanza, como el náufrago en la inmensidad del mar pretende encontrar un madero salvador que lo llevará a la orilla....
No permitan que eso ocurra, luchemos con todas nuestras fuerzas y entonces podremos decir que no hay tesoro mas grande que el haber cumplido con nuestro Deber

lunes, 8 de agosto de 2011

Cuan verdugos somos?...




Estamos pasando por un período de falsedad e hipocrecía vergonzosa, para aquel que se ha detenido a captar las pequeñas o grandes incidencias diaria.
Incapaces de tener un sentimiento elevado, incapaces de saber lo que es la verdad.
Derrochamos a manos llenas lo vulgar, lo indigno, lo que puede significar placer.
Y por eso Frente a aquel que se a apartado para seguir el camino del arte, volvemos la cara y no lo comprendemos. Maldita época en que el hombre solo vale por su condición social y mantiene hermético su corazón, no siente caridad ni virtudes de amor a su prójimo.
Las palabras de Jesús, solo las siguen unos pocos,que pretenden salvar aún algo en ese inmenso caos que nos rodea.
Si quitáramos la venda de nuestros ojos, si contempláramos por un momento el tristísimo espectáculo de nuestra juventud, atraída por diversiones impropias a la calidad de un individuo ,que debería ser en el futuro el sostén de su hogar, nos horrorisaríamos.....
Por eso debe extirparse el mal en su origen, es decir dentro de la sociedad misma.
NO puedo menos que indignarme al pensar que esa misma sociedad es la primera en agraviar al criminal, al ladrón, al caído, sin detenerse a pensar que niñez ,que juventud pasó por el alma de esos pobres seres cansados de la injusticia y del mal vivir.
Se puede luchar cuando tratamos de elevarnos por todos los medios y se nos da la espalda?.........
Cuando la lucha es adversa, desgraciadamente no todos tienen la suficiente entereza para soportar, seguir adelante y se abandonan.
Es en ese momento cuando debemos tender la mano al desdichado, pero es muy cierto que como verdugos nos aprestamos a bajar el puñal que se hundirá en su corazón que ya ha perecido
Olga Giordano de Sommaruga.